Cómo controlar remotamente tu ordenador y utilizar en él programas para descargar (I)


logmein-portadaSeguramente en más de una ocasión os habéis encontrado fuera de vuestro domicilio y habéis deseado poder entrar a vuestro ordenador a hacer cualquier cosa (desde consultar un documento o poner algo a descargar). En mi caso este verano he estado utilizando una conexión de Internet móvil que no me permitía realizar cosas tan habituales como descargar un determinado capítulo de televisión o una copia de seguridad de mis sitios web.

Aquí entra el control remoto, que te permite controlar y manejar a distancia el ordenador como si estuvieras delante de él, todo vía web. Existen varios programas y métodos, pero yo he optado por uno de los más sencillos y gratuitos: LogMeIn Free. De este programa, disponible sólo para Windows y Mac, existe una versión gratuita y otra de pago (podéis ver la comparativa aquí), pero para lo que nosotros queremos hacer nos es suficiente con la versión gratuita, aunque durante el primer mes nos “regalan” la versión Pro.

Este programa se instalará en la máquina que se quiere controlar (de ahora en adelante, por simplificar, la llamaremos ordenador destino), y hará que ésta sea accesible vía web desde la web de LogMeIn. Sin necesidad de instalar más cosas en nuestro ordenador, ni toquetear los puertos en el router y sin tener que conocer la IP de nuestro ordenador destino. Todo podrá hacerse desde nuestro navegador sin mayor dificultad.
Registrarse e instalar el software

En primer lugar, y para comenzar a funcionar, será necesario crear una cuenta gratuita en el sitio web de LogMeIn. Mi única recomendación aquí es que utilicéis un correo que no soláis usar para muchas cosas y que la contraseña sea alfanumérica y difícil de adivinar. Vamos, lo que siempre se dice pero que siempre hay que tener en cuenta.

Ahora pasaremos a instalar el software. Será necesario instalarlo en el ordenador que queramos controlar a distancia, por lo que tenemos que tener acceso físico a él esta única vez. Si no tenéis acceso vosotros, pero algún familiar sí, es realmente sencillo de instalar por lo que cualquiera que sepa darle click a “Siguiente” sirve para ello.

Desde nuestro panel de control debería aparecer una lista de ordenadores que podemos controlar (en este momento ninguno) y da la opción de Añadir Ordenador. Una vez ahí, descarga el programa desde Descargar ahora. Ocupa casi 15 Mb, así que no debería tardar demasiado en bajar. Ejecutamos el instalador una vez lo tengamos.

A lo largo de la instalación nos irán saliendo ventanas que nos pedirán información para personalizar la conexión, como por ejemplo el nombre de la misma o una contraseña de acceso (si no tenéis ninguna especificada en el inicio de sesión de Windows os pedirá una propia). Si todo ha ido bien, al final de la instalación deberíais ver algo similar a esto:

remoto
Con esto, y con nuestra cuenta de LogMeIn, nuestro ordenador destino será accesible desde cualquier otro ordenador con un navegador web y una conexión a Internet.
Control remoto desde el navegador

logmein
Ahora, desde nuestro panel de control debería salirnos el ordenador (o los ordenadores) que podemos controlar. Aquellos que estén encendidos aparecerán como tal, y para comenzar la sesión tan sólo será necesario hacer click en el botón Control Remoto. Después de introducir la contraseña, deberíamos llegar a una pantalla similar a la siguiente:

logmein-panel
A la izquierda aparecen todas las opciones que tenemos (recordad que durante el primer mes aparecen las opciones que dan a las cuentas Pro, luego se limitarán significativamente pero la que queremos usar, el control remoto, se mantendrá). En el panel de control del ordenador aparecen detalles interesantes sobre la máquina, los procesos que están funcionando o hasta la última vez que se utilizó pantalla y ratón (útil para saber si hay alguien en ese momento).

También nos sirve para monitorizar el tráfico de la red, y es que como veis en la parte derecha existe una opción para ello. LogMeIn Pro consume relativamente poco ancho de banda y eso que la conexión es cifrada (una protección extra que nunca está de más). En mi caso, la conexión ha ido considerablemente fluida y sin ningún problema a lo largo de varias horas de uso.

Vamos a la opción Control Remoto (la segunda entrada del menú). Después de introducir el nombre de usuario y contraseña (o sólo la contraseña de acceso especificada en la instalación), debería aparecernos el escritorio del ordenador destino a controlar. Si os fijáis, en la parte superior del escritorio remoto aparece un aviso de que está siendo controlado a distancia, algo bastante útil si el ordenador lo utilizan varios usuarios para no confundir o asustar a la gente.

Ahora, con tu ratón podrás manejar el escritorio remoto como si fuera el de tu propio ordenador. Una cosa muy útil que tiene también LogMeIn es que ambos portapapeles están sincronizados (algo que no ocurre en otras herramientas similares), por lo que copies en tu ordenador estará disponible también para pegar en el ordenador destino.

En la barra de herramientas negra de la parte superior aparecen unas opciones adicionales, como la calidad en la que queremos ver el escritorio (interesante ponerla en calidad baja si nuestra conexión es mala) o la opción de ver el escritorio remoto a pantalla completa desde el botón maximizar de la esquina derecha. Como veis, innumerables opciones que nos dejan controlar el ordenador como si estuviéramos delante de él.
En la siguiente entrega…

Hoy hemos instalado y configurado correctamente el programa de control remoto, y en el ordenador destino ya podemos hacer cualquier cosa que queramos (descargar cosas, entrar a nuestros documentos…). Pero el problema con esto es que si alguien está trabajando en él, le molestaremos, ya que seremos nosotros quienes estemos moviendo el ratón. ¿Cómo evitarlo de manera sencilla?

Pues, en el caso de que entremos habitualmente a descargar cosas, pueden configurarse los programas como JDownloader o uTorrent de tal forma que tengan una interfaz web, y podamos acceder a ellos desde el navegador introduciendo nuestra IP y el puerto. Así otro familiar nuestro puede estar trabajando en el ordenador perfectamente, y nosotros podemos ir poniendo cosas a descargar sin tener que controlar por completo el ordenador destino. Esto lo cubriremos en la segunda parte de este tutorial, que publicaremos en unos días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s