Software cerrado ¿vida o muerte?


El software propietario pone en riesgo a los usuarios de marcapasos, asegura en un informe titulado “Muerte por código: transparencia en el software de dispositivos médicos implantables” la organización sin ánimo de lucro Software Freedom Law Center. Una cuarta parte de los implantes sanitarios defectuosos detectados este año lo fueron por errores en el software utilizado para su gestión y control. Por ello, el grupo de defensa de software de código abierto exige a los fabricantes de dispositivos que el código fuente sea públicamente auditable.

A pesar que el uso de marcapasos, desfibriladores u otros dispositivos médicos implantables están fuertemente regulados por la administración sanitaria estadounidense el código fuente de su software se considera propiedad exclusiva de sus fabricantes. Como resultado, a los médicos y pacientes “se les impide examinar los defectos en el código lo que puede resultar en condiciones peligrosas para su salud”, aseguran desde la organización Software Freedom Law Center.

"Aunque el aumento en los tratamientos con IMD (dispositivos médicos implantables) en la última década ha tenido innegables beneficios para la salud, los fallos del dispositivo también han tenido consecuencias fatales", indican los autores del informe. "Las investigaciones indican que a medida que crece el uso de IMDs, la frecuencia de errores de software potencialmente fatales aumentan por un funcionamiento accidental del dispositivo y la posibilidad de ataques maliciosos”, explican.

En el primer semestre de este año, el regulador estadounidense ha retirado 23 dispositivos porque “existía una probabilidad razonable que su uso pudiera causar perjuicios para la salud o incluso la muerte”, detallan. Al menos los defectos de seis de ellos estaban causados por errores en el software. De 1997 a 2003, 212 muertes fueron el resultado de defectos de cinco marcas diferentes de estos desfibriladores.

Para contener un problema creciente, el grupo de software sin ánimo de lucro ha ofrecido un nuevo enfoque: exigir a los fabricantes de dispositivos que el código fuente sea públicamente auditable. "Nuestra intención es demostrar que el software de dispositivos médicos auditable mitigaría la privacidad y los riesgos de seguridad en IMDs”. "Aunque no hay forma de eliminar totalmente las vulnerabilidades del software este informe demuestra que el software libre y de código abierto en dispositivos médicos mejoraría la seguridad de los pacientes con IMDs, aumentaría la responsabilidad de los fabricantes de dispositivos, y resolvería algunas de las limitaciones legales y reglamentarias del régimen actual”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s