Las personas más bajas podrían tener más riesgo de infarto


sombras.jpgLa salud cardiaca es un tema que nos preocupa a todos sobremanera, ya que los infartos son una de las principales causad e muerte en las sociedades desarrolladas. Hasta ahora la mayoría de nosotros conocía cuáles son factores determinantes a la hora de padecer una enfermedad cardiaca, entre los que destacan la tensión arterial elevada, el estrés, el colesterol… Pero a partir de ahora, según ha revelado un estudio realizado por científicos de la Universidad de Tampere, en Finlandia, la estatura podría ser otro factor determinante, sobre todo tener baja estatura, ya que las personas más bajas tienen riesgo de padecer más enfermedades cardiacas.

Este estudio, que ha venido a despejar una duda que existía en la comunidad científica, todavía no es del todo concluyente, ya que no fija una estatura mínima para saber cuando el riesgo aumenta y cuando no. Lo que sí han decretado es que a medida que somos más bajos tenemos más posibilidades de padecer un infarto. Aunque esto no tiene por qué pasar si controlamos el resto de variables que son las causantes de enfermedades cardiacas y que para este estudio tienen más importancia que la propia estatura.

Los motivos que estos científicos aducen a la hora de llegar a este juicio es que las personas que tienen menor estatura tienen unas venas y unos capilares mucho más estrechos que los más altos. Este hecho lo que facilita en la rápida obstrucción de las venas, y por lo tanto el desarrollo de una enfermedad cardiaca. Esta teoría lo que nos dice es que las personas más bajas, siguiendo una alimentación y unos estilos de vida que no son los adecuados para proteger el corazón, conseguiránobstruir antes sus venas que las personas más altasque siguen los mismos hábitos. A pesar de todo, este estudio no es determinante del todo en sus afirmaciones, algo que para muchos científicos hace que sea simplemente una hipótesis y no pueda llegar a ser una afirmación rotunda.

Con todo esto no se quiere decir que por ser más bajos suframos un infarto o a la inversa, es decir, que por ser altos estamos exentos de sufrir un infarto. Lo realmente determinante hasta el momento son los hábitos de vida, que deben ser saludables e ir acorde con mantener una tensión correcta y unos niveles de colesterol adecuados. Junto a esto el estrés es un punto importante que debemos cuidar si no queremos padecer un infarto. A partir de ahora a estos factores se les puede unir la altura, así que es importante que reparemos en ello de ahora en adelante si no queremos sufrir una enfermedad cardiaca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s