Algunos consejos para correr en verano


image La carrera es un deporte que a la mayoría de personas que la practican acaba por engancharles debido a que siempre podemos estar en constante evolución y los resultados que nos brinda son espectaculares, pues es una buena forma de mejorar nuestra salud. Pero existen épocas del año en las que se hace más difícil su práctica por las condiciones térmicas. Es el caso del verano, cuando las temperaturas son demasiado altas para poder aguantar el ritmo de una carrera. Es importante que tomemos algunas medidas al respecto para poder practicar carrera sin problemas.
El principal enemigo de la carrera en esta época del año es el calor, que es demasiado alto y reduce enormemente nuestras posibilidades  a la hora de sacar toda la energía que llevamos dentro. Pero podemos tomar medidas al respecto para aprovechar al máximo el tiempo que dediquemos a esta actividad  y hacer que siga siendo fructífera para nosotros.
Antes de nada es fundamental que sepamos que el calor no en buen compañero a la hora de lanzarnos a correr. Por ello es necesario y fundamental que sepamos elegir bien los momentos del día en los que vamos a practicar carrera a lo largo del verano. Es imprescindible que escojamos las horas en las que la temperatura baja más, que coinciden con el amanecer y el atardecer. Este es el momento propicio para correr, ya que la sudoración no va a ser excesiva y no corremos el riesgo de deshidratarnos.
A pesar de acudir a correr cuando menos calor hace, la transpiración va a ser mayor que en otras épocas del año, por eso es necesario que hidratemos perfectamente nuestro organismo. Es recomendable llevar con nosotros una botella llena de líquido que bien puede ser una bebida isotónica o agua. Nos ayudará a reponer los minerales perdidos a través del sudor y así conseguir un perfecto equilibrio orgánico sin correr riesgos.
Para las personas que no pueden practicar la carrera al aire libre cuando el sol aprieta menos es recomendable que dejen de lado salir a la calle y que lo practiquen en interior, pues las temperaturas son más bajas y el riesgo que se corre es menor. Sí que es cierto que no es lo mismo correr al aire libre que en un gimnasio, pero existen momentos en los que no nos queda más remedio pues ante todo tenemos que velar por nuestra salud.
El equipamiento es otro de los puntos a tener en cuenta a la hora de practicar carrera en verano, ya que debemos ir lo más cómodos posible con prendas que permitan que la piel transpire y no se acumule el calor. Es recomendable usar materiales naturales como el algodón y dejar de lado los sintéticos como la licra o el poliéster. Lo mismo sucede con el calzado, ya que cada vez existen más fabricantes que han desarrollado zapatillas que permiten transpirar a los pies.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s