Bombillas para durar 19 años

La compañía japonesa Panasonic anunció la próxima comercialización de bombillas LED prácticamente eternas, con una vida útil de hasta 19 años. La compañía publicita la Everleds como "la más eficiente energéticamente, más brillante y más pequeña bombilla de diodo emisor de luz" mundial. Además podrá reciclarse fácilmente. Ocho modelos distintos, se pondrán a la venta en Japón el 21 de octubre a unos precios entre 30 y 38 euros. 40.000 horas de funcionamiento les esperan a una media de 5,5 horas.

Las bombillas Everleds están basadas en una nueva tecnología que trata con alumita la superficie de las bombillas para conseguir reducir la disipación calorífica, lo que es aprovechado en la iluminación ya que no emiten apenas radiación. La eficiencia de los diodos de luz aumentan a medida que disminuye la temperatura.

Según la compañía japonesa, las bombillas consumen únicamente un 10 por ciento del gasto energético de una bombilla incandescente. El ahorro en la tarifa eléctrica ascendería a 445 euros anuales si sustituyésemos en un hogar 30 bombillas incandescentes por las Everleds, dicen desde Panasonic.

Los ochos modelos anunciados tienen entre 4 y 7,6 vatios en formato estándar y compacto. Con brillos variables desde 230 a 570 lúmenes se comercializarán en octubre en Japón a un precio entre 30 y 38 euros.

Será la primera vez que Panasonic entre en el mercado de las lámparas LED, compitiendo con Sharp, Toshiba o Mitsubishi, mediante tecnologías basadas en diodos emisores de luz utilizadas en la nueva generación de televisores que se espera desplacen al plasma y TFT-LCD.

IBM retira Microsoft Office

IBM retirará en breve plazo de los puestos de trabajo de sus 390.000 empleados la suite ofimática Microsoft Office, sustituyéndola por la suite de código abierto Lotus Symphony desarrollada por la compañía. Además, todos los documentos de IBM utilizarán el formato estándar ODF frente al OOXML promocionado desde Redmond. Las copias de Windows que todavía se ejecutan en los ordenadores corporativos de IBM podrían correr la misma suerte y es que la situación ha cambiado mucho desde que IBM fuera el primer cliente corporativo de Microsoft. 

Así lo asegura el diario alemán Handelsblatt que informa de una directiva interna del gigante azul para que en diez días todos sus empleados utilicen la suite de productividad de la compañía Symphony 1.3, retirando las copias de Microsoft Office. Una medida para ahorrar costes, promocionar sus propias herramientas y por último, y no menos importante, dejar de abonar licencias a Microsoft.

Una medida que llega cuando IBM se encuentra inmersa en una campaña de captación de clientes para Lotus Symphony, suite ofimática que incluye procesador de textos, hoja de cálculo y herramienta de presentaciones. Symphony está basada en OpenOffice.org y se ofrece como software libre con descarga y uso gratuito. IBM financia la suite cobrando a empresas un soporte remoto ilimitado a un coste de 25.000 dólares para compañías de hasta 20.000 usuarios.

Un soporte que se extiende a clientes del software de comunicación y colaboración Lotus Notes y cuyo coste es infinitamente inferior al empleo de la adquisición de licencias de software como Microsoft Office. Recientemente IBM anunció el soporte a Office 2007 precisamente para facilitar la migración de usuarios y empresas preocupados por la incompatibilidad de formatos de documentos.

Ahora, la directiva de IBM y la campaña de promoción de Symphony, coinciden en el tiempo con los problemas legales que enfrentan a Microsoft con la compañía canadiense i4i que le acusa de violación de patentes relacionadas con el componente XML dentro del procesador Word, y que ha llegado incluso a poner en peligro la comercialización de la suite Office en Estados Unidos.

Aunque IBM asegura que más que aprovecharse de los problemas legales de Microsoft intenta defender el uso de estándares abiertos utilizados en Symphony, no son pocos los que opinan que la relación entre las dos compañías está ampliamente deterioradas y queda ya poco del que fuera el primer cliente corporativo de Microsoft. Incluso Handelsblatt, indica que las copias de Windows, que junto a sistemas de Red Hat corren en los ordenadores de IBM (recordemos con una plantilla cercana a los 400.000 trabajadores según los datos de 2008), podrían seguir la misma suerte que Office.

Una suite de productividad que es la joya de la corona de Microsoft, incluso al nivel de la división Windows, y reporta jugosos beneficios a la compañía monopolizando el sector con una cuota de mercado del 90 por ciento. Alternativas libres como OpenOffice.org, Lotus Symphony o la suite en nube Google App intentan ser la alternativa.